Por qué SYLLA INTERNATIONAL cambió a ArchiCAD

Durante 18 años estuvimos utilizando Bentley MicroStation y Bentley Architecture como nuestros programas CAD y BIM, pero decidimos cambiar a Graphisoft ArchiCAD. Esta decisión no fue a la ligera, ya que significaba tirar por la borda 18 años de experiencia y conocimiento sobre los programas de Bentley con los que diseñamos muchos edificios, tanto grandes como pequeños, y empezar a aprender un nuevo programa. También se contradice con el antiguo dicho de que el mejor programa de ordenador es el que mejor conoces.

 

 

Entonces, ¿por qué cambiamos de Bentley a Graphisoft? Por dos razones.

RAZÓN 1 – ECONÓMICA. Cuando la recesión golpeó en 2008, no éramos capaces de seguir manteniendo nuestras suscripciones mensuales de Bentley Select Services, ya que la crisis económica nos había afectado fuertemente . Durante más de 6 años utilizamos la misma versión del software Bentley Architecture y MicroStation que tenían muchos errores, a los que tuvimos que enfrentarnos. Fue una experiencia dolorosa, pero en la vida haces lo que hay que hacer hasta que ya no tienes por qué y entonces paras. A finales de 2013, cuando la economía empezó a mejorar, decidimos actualizar a la nueva versión BIM de Bentley, llamada ahora AECOsim Building Designer –un nombre extraño, incluso en el contexto de la tecnología informática–. Quisimos comprar una única licencia, o actualizar una de las antiguas licencias que teníamos desde hace muchos años, pero solo una. Nos quedamos impactados al saber que Bentley no podía vendernos una licencia hasta que todas nuestras licencias fuesen actualizadas, y lo que teníamos que hacer era una única compra para todas las licencias. Con indignación e incredulidad empezamos a buscar otros programas BIM. Este fue el comienzo del proceso de cambio.

RAZÓN 2 – TECNOLOGÍA. SYLLA, empresa de diseño enfocada en la arquitectura moderna, siempre ha sido optimista con la tecnología informática y lleva usando tecnologías vinculadas al BIM desde 1994. De hecho, diseñamos un gran colegio nuevo utilizando tecnología relacionada al BIM, incluso antes de que la palabra BIM fuera acuñada hace aproximadamente 10 años. Así que sabíamos exactamente qué teníamos que buscar en una nueva aplicación BIM.

 

Empezamos considerando tres opciones: 1) Continuar con Bentley y actualizar a AECOsim Building Designer, 2) Cambiar a Autodesk Revit, y 3) Cambiar a Graphisoft ArchiCAD.

 

Descartamos continuar con Bentley, lo que no fue una decisión fácil, ya que habíamos construido más de 18 años de experiencia en CAD y BIM con sus productos y nos habíamos convertido en expertos en MicroStation y Bentley Architecture. No había nada que no pudiéramos hacer con estos dos programas. No obstante, decidimos separarnos de Bentley, no por los costes citados anteriormente, sino por el modelo de negocio BIM de Bentley. Bentley decidió agrupar muchos programas y venderlos como AECOMsim Building Designer. El paquete de programas incluía MicroStation, Bentley Architecture, Structural, Mechanical y Electrical. Se supone que esto hace posible que todos los miembro del equipo trabajen bajo una misma plataforma BIM sin necesidad de “traducir” modelos BIM. Aunque esto tiene sentido para una gran empresa de arquitectura e ingeniería que tiene que abarcar la entrega de proyectos integrados (IPD), tiene muy poco sentido para nosotros, porque somos una empresa centrada en el diseño y solo necesitamos un programa de arquitectura, sin tener que invertir gran cantidad de dinero en un software “todo incluido” de Bentley Structural, Mechanical y Eletrical, que en ningún caso vamos a utilizar. 

La segunda razón por la que dejamos Bentley es porque la empresa del software no está únicamente involucrada en programas de diseño arquitectónico, estructural, mecánico y eléctrico, sino que también está implicada en muchos programas inconexos como la extracción de petróleo en alta mar, minería, líneas de transmisión de potencia, diseño de carreteras, infraestructuras ferroviarias y muchas otras que no interesa nombrar aquí. El funcionamiento de todos estos programas parece estar basado en la plaforma de Bentley MicroStation, que por si solo ya es un programa potente y fiable y lo ha demostrado durante muchos años. Cuando se trata de CAD, MicroStation es la mejor opción. Más poder para Bentley en la búsqueda de una buena aplicación BIM para la arquitectura, como objetivo en su modelo de negocio, excepto para SYLLA, no era el camino correcto que se debía seguir. La razón: ya es suficientemente duro tener un programa de software bueno, más aún cuando estás implicado en muchos otros que tienen que estar integrados. Se convierte en un esfuerzo de programación extremadamente complejo en el que el componente de la arquitectura se pierde fácilmente y sufre.

Entonces consideramos Autodesk Revit, aunque no tardamos mucho tiempo en descartarlo, si bien nos gustó el hecho de que Revit esté siendo utilizado ampliamente por muchas empresas y que muchos fabricantes están creando objetos BIM y aplicaciones compatibles con Revit. Pero el gran uso de Revit no jugó un papel importante en nuestra decisión, porque conocemos BIM lo suficientemente bien como para no seleccionar un software por su número de seguidores. Así que vimos varios vídeo tutoriales sobre Revit y descubrimos algunas cosas que realmente nos gustaron, pero nos desmotivó el hecho de que tienes que trabajar mucho en el plano 2D y cambiar al modelo 3D para ver tu trabajo. En SYLLA, somos una empresa de diseño que quiere un programa BIM para recibir feedback inmediato sobre el diseño en 3D –o incluso la gratificación- y que nos permita trabajar en 2D cuando queramos hacerlo. Sinceramente, podríamos haber descargado una versión demo de Revit para probarlo, pero ni siquiera quisimos hacerlo porque habíamos llegado a la conclusión de que no queríamos volver a repetir el síndrome de Bentley. Autodesk y Bentley son competidores y están siguiendo un modelo de negocio similar, ya que tratan de integrar muchos programas CAD y BIM para captar una mayor cuota de mercado en el sector de las infraestructuras que pretenden conquistar. No queríamos revivir la misma experiencia, que definitivamente no encajaba con nosotros.

ArchiCAD era el único restante, y respondía a varios criterios que nos propusimos para el programa. SYLLA quería una aplicación BIM de una empresa de software centrada principalmente en la arquitectura, y que la aplicación BIM fuese necesariamente un programa, no dos o tres uno encima del otro. ArchiCAD reunió estos criterios. Nosotros hacemos Arquitecura y queremos que el fabricante del programa BIM que utilizamos se preocupe exclusivamente por lo que hacemos como arquitectos. Cualquier programa dividido que cuente con la fidelidad de una compañía BIM provoca en nosotros una fuerte reacción alérgica. Además, ArchiCAD fue diseñado por arquitectos para arquitectos. ¿Por qué es importante seleccionar un programa BIM de una empresa de software centrada principalmente en la arquitectura? La respuesta es sencilla: es mas fácil diseñar y continuar mejorando un programa BIM y solucionar sus errores antes de su lanzamiento, que hacer lo mismo para docenas de programas o incluso más, que tienen que estar integrados. En segundo lugar, si tu único objetivo es la arquitectura, eres más hábil y ágil para responder a las necesidades reales de los arquitectos, en lugar de esperar a que varios programas terminen su respectivo desarrollo de programación y sean integrados verticalmente antes de su lanzamiento para, entonces, esperar a que los usuarios señalen los errores antes de solucionarlos, ya sea mediante un parche, o en la próxima versión. En muchos casos, las versiones nuevas se centran más en resolver errores de las versionas anteriores, que en ofrecer realmente innovación o herramientas innovadoras que motiven a los arquitectos. La incertidumbre de tratar abarcar demasiados programas crea un riesgo de negocio por el cual no estamos dispuestos a pagar su precio, ni tampoco estamos dispuestos a aceptar lanzamientos prematuros de programas con errores como forma habitual de hacer negocio. Estoy seguro de que en algún momento nos encontraremos con algunos errores en ArchiCAD, como cualquier programa informático, pero una vez más, los errores en un programa son más fáciles de solucionar que en una docena de aplicaciones que tienen que trabajar conjuntamente.

Por lo tanto, cambiamos a ArchiCAD con un nuevo proyecto que empezamos en febrero de 2014, todavía con una sensación molesta de estar tirando por la borda 18 años de experiencia con Bentley, pero para nuestra sorpresa personal, tras ver varios vídeos de formación de Graphisoft en su página web y YouTube, nos llevó menos de un mes alcanzar un sorprendente nivel de competencia. Por supuesto todavía tenemos mucho que aprender sobre ArchiCAD y su funcionamiento, pero nuestra experiencia en BIM de Bentley jugó un papel muy importante en la velocidad con la que nos hemos sentido cómodos con ArchiCAD. De hecho, cuando compramos ArchiCAD, adquirimos 8 horas de formación y hasta ahora hemos utilizado solo 2.

Sin embargo, en lugar de quedarnos pensando en la renuncia voluntario a los 18 años de experiencia que habíamos desarrollado con Bentley, nos lamentamos por no haber hecho el cambio mucho antes. Lo que nos gusta de ArchiCAD hasta ahora:

- Es un programa muy sencillo de aprender y de utilizar, y estamos asombrados por lo fácil que algunas tareas se completan.

- El programa parece ser muy potente y fiable. Hasta ahora no hemos apreciado ningún problema.

- Puedes trabajar tanto en 3D como en 2D, y los cambios son bidireccionales. ¡Es increíble! Trata de hacerlo con otros programas.

- Nos gusta la forma en que ArchiCAD organiza tu proyecto en el project map, view map, layout book y el publisher set. Esto nos ahorra mucho tiempo y mejora nuestra calidad, control y coordinación de documentos. En otras palabras, tenemos más tiempo para diseñar.

- Nos gusta cómo cada herramienta tiene un cuadro sólido de configuración que nos da el control de los datos paramétricos que necesitamos para diseñar el proyecto.

- Nos gusta el concepto de combinación de capas y las diferentes vistas del dibujo que puedes generar desde el mismo plano para diferentes necesidades del proyecto. Francamente, otros ni siquiera han pensado en ello.

- Nos quedamos gratamente sorprendidos por poder acotar y hacer anotaciones en 3D. Solo una aplicación BIM madura y potente, centrada únicamente en la arquitectura, puede hacer esto. ¿Pueden hacerlo otros programas?

- El cursor, gracias a la función “gravedad”, única de Graphisoft, reconoce de forma dinámica cualquier plano horizontal o vertical sobre el que lo pasas para colocar un objeto, con independencia de la planta en 3D. Es genial y no hay nada parecido en ninguna otra aplicación BIM.

- El sistema de conexiones basadas en prioridades es impresionante, y también los planos de corte en 3D que se pueden inclinar y girar. Incluso puedes escalonar las líneas de sección, por no mencionar los trazados de referencia. El Help Center online rara vez nos decepciona cuando queremos aprender cómo hacer algo.

- Graphisoft está comprometido con Open BIM, y siempre que intercambiamos modelos BIM con nuestros consultores a través de IFC, no vemos ninguna necesidad de usar programas relacionados. De hecho, cualquier programa BIM que valga su peso en oro, debe estar comprometido con Open BIM.

Tras solamente un mes y medio utilizando ArchiCAD, estamos muy satisfechos de haber hecho el cambio. Hay un gran despliegue publicitario hoy en día sobre el BIM, pero el BIM solo puede moverse tan rápido como lo hace el poder de cálculo del hardware en el mercado, y mientras que la potencia de cálculo se ha incrementado significativamente desde que el BIM hizo su entrada en escena hace una década, el potencial completo de BIM no será una realidad hasta que los ordenadores no sean aúnmás potentes y rápidos para soportar cómodamente el nivel de complejidad y detalle de los edificios que el mundo virtual del BIM busca en su emulación sin reducir la velocidad del sistema. La computación en la nube mediante transferencia de datos delta, podría ser parte de la solución. 

Algunas empresas de software parece que piensan que los packs de aplicaciones relacionadas son la mejor solución para trabajar en BIM e IPD. En SYLLA no pensamos así. Lo que necesitamos, en primer lugar y más importante, es una buena aplicación BIM de arquitectura que haga el trabajo de diseño del arquitecto la preocupación principal y nos ofrezca las herramientas que necesitamos para crear un buen diseño; que genere un buen conjunto de documentación constructiva sin las tediosas rutinas de prueba y error a las que tan acostumbrados estamos; y, en definitiva, que se refleje en un mayor beneficio. Tampoco pedimos demasiado. Como arquitectos tenemos que estar atentos al boom que existe en torno al BIM, ya que generalmente enmascaran las diferencias que existen entre aplicaciones que son más apropiadas para la ingeniería que para la arquitectura.

Necesitamos exigir que nuestras necesidades se conviertan en los objetivos de las empresas desarrolladoras de software, y no permitirles que nos digan cómo debemos utilizar el BIM con base en unos modelos de negocio centrados únicamente en sus beneficios, en vez de servir las necesidades de los arquitectos. En SYLLA no nos cohíbe decirle a una empresa de software que su aplicación BIM no hace lo que esperábamos que hiciese, y pensamos que tú también deberías hacer los mismo; por el contrario, si no nos escuchan, asumirán que todo es excelente. ¿No es así?.    

 

Traducido por SIMBIM® Solutions

Artículo original: http://syllainternational.com/modern-architects-blog/2014/03/why-sylla-international-switched-to-archicad/